Posts by: Auto Escuela Teucro

Cómo evitar los deslumbramientos al volante

faro

  • Los accidentes producidos por deslumbramiento son el 5% del total

Al circular por la noche nuestra capacidad visual se reduce hasta el 20%, se altera la forma en la que se perciben las distancias y el campo de visión se reduce, por lo que no conviene acrecentar las dificultades de visión, deslumbrando al resto de conductores con los faros de nuestro vehículo.

Según un estudio de la Universidad de Michigan (EE.UU.), se necesitan 3,6 segundos para recuperar por completo la visión tras ser deslumbrado por una luz de cruce, tiempo que se extiende hasta los 5 segundos cuando lo que nos deslumbra es una luz de carretera.

A una velocidad de 120 km/h se recorren 165 metros en los 5 segundos que estamos deslumbrados, sin duda, una distancia considerable que puede no ser segura. Además, hay que tener en cuenta que, durante la noche, pese a haber menos circulación, se concentran el 40% de los accidentes y los producidos por deslumbramiento son el 5% de los accidentes totales.

circulación nocturna

Consejos de seguridad

Tener un sistema de iluminación en buenas condiciones revisado por profesionales disminuye y evita deslumbramientos, y por tanto reduce el riesgo de accidente e incrementa la seguridad vial. Estos son los mejores consejos a seguir:

REGLAJE. Acudir al menos una vez al año al taller para que revisen y se encarguen del reglaje y mantenimiento del sistema de iluminación; de este modo, los faros correctamente direccionados alumbrarán lo que deben y no deslumbrarán a otros conductores.

RETROVISORES. Los espejos retrovisores deben estar correctamente alineados, así evitaremos puntos ciegos y se evitará que otros vehículos puedan deslumbrarnos. También debe recordar hacer uso de la posición nocturna del retorvisor interior.

CAMBIO DE LÁMPARAS. Las lámparas deben cambiarse por pares, no de forma individual, para evitar que una luzca más que la otra y garantizar unas condiciones óptimas de iluminación.

LIMPIEZA DE FAROS. Los faros del coche deben estar en buen estado, ya que sufren desgaste con el paso del tiempo y pueden llegar a perder hasta un 40% de su eficacia. Esto se soluciona acudiendo a una limpieza en el taller o haciendo uso de un producto especializado en limpiar faros.

LUNAS. Las lunas han de estar limpias y sin arañazos.

USO DE LAS LUCES. Hay que hacer un uso responsable del sistema de iluminación, adaptándose a las necesidades del entorno y usar correctamente las luces de carretera para no deslumbrar al resto de conductores.

DESCANSAR. Por último, cuando se viaja por la noche es aconsejable parar a descansar frecuentemente para reposar la vista y evitar fatiga visual.


Salud visual y seguridad vial

Cuidar la vista es de gran importancia para la seguridad vial, pues una buena vista puede evitar accidentes. Por ello hay que acudir periódicamente al oculista para ser conscientes del estado de nuestra vista, así como hacer uso de los distintos elementos necesarios para corregirla en caso necesario y se recomienda llevar unas gafas de repuesto dentro del vehículo.

Las gafas de sol pueden reducir los deslumbramientos y la fatiga visual pero no hay que usarlas nunca por la noche. 

Por norma general los mayores de 50 años son más propensos a ver peor por la noche que los jóvenes, por lo que habrá que tenerlo en cuenta a la hora de circular. 

 

FUENTE: revista.dgt.es

Prácticas peligrosas al volante

movil_cond

El Centro de Estudios Ponle Freno-Axa ha presentado en la sede la de Dirección General de Tráfico (DGT), su segundo Informe sobre “Hábitos de Conducción en España”. Este informe es la continuación del primero, realizado en 2014, y pretende analizar la evolución del comportamiento al volante, así como saber el grado de percepción de los conductores sobre seguridad vial, conducta y apreciación de peligro.

Sin cinturón, sin casco

Pese al peligro que supone y a las continuas campañas realizadas, el 31% de la población conductora reconoce haber conducido sin cinturón de seguridad alguna vez, de los que algo menos de la mitad dice hacerlo con cierta regularidad. En lo relativo a los motoristas, el 40% admite haber conducido alguna vez sin llevar el casco, y el 22% afirma hacerlo con frecuencia.

25% usa el móvil

Otro dato alarmante son las distracciones al volante, como hablar por teléfono sin utilizar un dispositivo manos libres o leer mensajes de texto, prácticas que realizan un 25% de los encuestados. Incluso, el 18% confiesa que responde a dichos mensajes mientras conduce. Otra de las distracciones típicas es la del uso del GPS mientras se conduce, llevada a cabo por el 35% de los conductores. Prácticas que suponen apartar la vista de la carretera durante varios segundos, lo cual puede implicar un grave peligro.

detalles

Prácticas peligrosas

Entre los comportamientos más peligrosos al volante según los conductores, se encuentra: el consumo de drogas, considerado muy peligroso por el 79% de la población; el consumo de alcohol con un 69%, y usar teléfonos sin manos libres con un 66%. Al margen de estas tres peligrosas prácticas, cabe destacar también no ponerse casco, no usar el cinturón, o no respetar las señalización.

Todas ellas suponen grandes riesgos para tanto para el conductor como para el resto de las personas. Por otro lado, los conductores no ven tan peligrosas conductas como no descansar tras conducir dos horas (sólo el 19% lo considera peligroso), saltarse los semáforos en ámbar( con un 26%); y conducir a 65Km/h dentro de la ciudad, (un 33%).  En el Informe se destaca que estas prácticas consideradas como poco peligrosas, son las que con mayor asiduidad se realizan al volante, pudiendo llegar a generar situaciones de peligro.

detalles2

Peligro: Ciclistas

Pese a que el 56% de los conductores españoles ha declarado que no respetar la distancia de seguridad al adelantar un ciclista es muy peligroso, más de la mitad de ellos lo hacen y, además, un 44% reconoce que alguna vez ha invadido el carril bici. Unos comportamientos especialmente peligrosos considerando que, solo en la primera mitad de 2017, una veintena de ciclistas han perdido la vida en las carreteras españolas.

También los peatones

Los conductores no son los únicos que realizan prácticas peligrosas para la seguridad vial, pues el 57% de los peatones reconoce que cruza por lugares no señalizados, el 44% no respeta los semáforos en rojo y el 37% cruza la calle mirando el teléfono móvil.

Desde Ponle Freno-Axa se insiste en concienciar y educar a los conductores, así como a los que aún no lo son pero lo serán en el futuro, pues estos son los métodos principales para lograr unos hábitos viales sanos y una conducción más segura para todos.

El universo del estudio lo forman 3.000 conductores habituales a los que mediante entrevista online se les ha preguntado sobre diversas cuestiones relativas a la seguridad vial y en las que el 86% de conductores admite que los factores personales son el principal motivo de los accidentes de tráfico. Estos factores y hábitos se analizan en el informe para ver el nivel de uso de malas prácticas llevadas a cabo por los conductores.

 

FUETE: revista.dgt.es

Conducción responsable

conductor

 

En esta entrada de nuestro blog vamos a ofrecerte algunas claves para que entiendas cómo has de comportarte cuando te montes en tu vehículo y salgas a la carretera, no solamente con el objetivo de salvaguardar tu seguridad y tu integridad, sino también la del resto de conductores.

En este caso, todas las precauciones en la conducción que aciertes a tomar te ayudarán a minimizar los riesgos. Cuanto mejor te comportes mientras conduces, menos posibilidades tendrás de llevarte un susto y pasar por una situación peligrosa y desagradable.

Precauciones en la conducción que pueden llegar a salvar vidas

A continuación vamos a darte algunas recomendaciones con el objetivo de que asimiles la importancia de practicar una conducción responsable. Una de ellas está relacionada, como no podía ser de otra forma, con la velocidad. Superar los límites establecidos incrementa las posibilidades de protagonizar un accidente. Haz caso a las señales de tráfico y circula al ritmo que te dicten. Respeta siempre las normasy contribuirás a reducir las cifras de siniestralidad tan elevadas que se registran en nuestro país.

Las distracciones son también causas muy comunes que producen este tipo de percances. Céntrate en la carretera cuando estés al volante y no levantes la mirada. Acciones como utilizar el teléfono móvil durante la marcha, sintonizar una emisora de radio o encender el aire acondicionado o la calefacción pueden resultar fatales. Si tienes que atender una llamada importante o quieres acondicionar tu vehículo para viajar más cómodo, hazlo cuando te encuentres parado.

Otras precauciones en la conducción que debes tomar están relacionadas con la previsión. Por ejemplo, si vas a hacer un viaje largo, lleva antes el coche a un taller que compruebe que se encuentra en buen estado. Y, por supuesto, planea con antelación la ruta que vas a tomar y ten previsto un plan B en caso de que surja cualquier contratiempo inesperado.

Es también muy común que muchos accidentes se produzcan por el estado defectuoso de cualquier elemento del vehículo. Su mantenimiento es adecuado, así que no te saltes ninguna revisión y chequea regularmente el estado de elementos importantes como los frenos o los neumáticos.

La conducción responsable puede evitar que se pierdan muchas vidas. Aléjate de las imprudencias y respeta las normas de tráfico. Tómate en serio estas recomendaciones porque, aunque suene un poco duro, tal vez lleguen a salvarte en alguna circunstancia peligrosa, cuando menos te lo esperes.

 

FUENTE: https://www.muchoneumatico.com

 

Detener el coche con seguridad

401625-siete-razones-que-puede-fallar-abs

  • A 90 km/h un turismo necesita como media 36 metros para detenerse

El sistema de frenos se compone de una serie de elementos que trabajan en conjunto para detener el vehículo cada vez que haga falta con la efectividad necesaria. Dichos componentes se adaptan a la potencia y prestaciones del coche. Si bien en todos los vehículos son básicamente los mismos elementos, un utilitario ligero y poco potente no tiene las mismas exigencias para detenerse que un deportivo capaz de unas elevadas prestaciones, o un SUV grande, que superará de largo las dos toneladas y medio de peso en orden de marcha. El fabricante busca el mejor compromiso entre la eficacia de los frenos y el precio del conjunto a la hora de su desarrollo. Y si queremos mejorar su eficacia, las marcas suelen disponer en opción de equipos más potentes, que también, ofrece la industria auxiliar.

Lo que cuesta frenar por tipo de vehículo

La distancia de frenado depende de muchas variables: estado y temperatura del firme, de los neumáticos, amortiguadores, peso más carga y, sobre todo, de la velocidad del vehículo. Además, no será la misma en un compacto que un SUV, que le duplica casi en peso, o un deportivo. Distancia frenado

Nota: La distancia de frenado corresponde a los metros recorridos desde que comienza a pisarse el pedal del freno hasta que el coche se detiene completamente. Este gráfico no incluye los metros que se recorren durante el tiempo de reacción, es decir, durante el segundo que transcurre desde que se ve el peligro hasta que se comienza a pisar el freno.

FUENTE: revista.dgt.es

Cómo señalizar cargas

Cargas

  • Solo puede sobresalir un 10% de la longitud del turismo por la parte posterior o un 15%, si es indivisible

Aunque su vehículo particular no esté destinado en exclusiva al transporte de mercancía, puede llevarla. No obstante, los límites permitidos para las dimensiones de la carga son diferentes para turismos, furgonetas y camiones. Los primeros sólo podrán transportar cargas que sobresalgan “excepcionalmente” por la parte posterior. Mientras que los vehículos destinados al transporte de mercancía sí pueden llevar carga que sobresalga por delante, detrás y los laterales, con determinadas condiciones.

Transportar la carga con seguridad 

portabicicletas_señal_v20

En el caso que nos ocupa, que es el de los turismos, dependiendo del ancho que ocupe la carga que sobresale por atrás, tendrá que llevar obligatoriamente una señal V-20 o dos. Le explicamos a continuación todo lo que tiene que saber para llevarla con seguridad.

  • Qué señal llevar. La V-20 es un panel cuadrado (de 50 por 50 centímetros) y con franjas diagonales y alternas de color blanco y rojo.
  • Una señal. Si el objeto transportado es inferior el ancho máximo del vehículo por la parte de atrás (incluyendo los espejos retrovisores), se colocará una única señal V-20 (en el extremo de la carga y perpendicular al eje del vehículo).
  • Dos señaleS. Si la carga transportada sobresale longitudinalmente ocupando toda la anchura del vehículo (incluyendo los espejos retrovisores), el coche tendrá que llevar dos señales V-20 en la parte trasera, colocadas transversalmente en cada extremo de la mercancía de tal manera que formen una geometría de “V” invertida.
  • Sujeción de la señal. Utilizar todos los puntos de anclaje que lleva la señal para sujetarla, usando preferiblemente correas o tensores elásticos de amarre. No se recomienda el uso de abrazaderas de plástico. Sujete fuertemente la señal y la carga, lo más resguardadas posible del viento.
  • Longitud de la carga. Solo puede sobresalir la carga por la parte posterior de un turismo, según el Reglamento, un 10% de la longitud del vehículo. Si la carga es indivisible, puede exceder el largo del coche en un 15%.

Iluminación y matrícula

En caso de que la matrícula o las luces traseras quedasen ocultas por la carga, sería necesario un dispositivo de alumbrado y señalización más una placa de matrícula adicional por fuera de la carga. Más ancha que el coche. Si el transporte de bultos o equipaje sobrepasa por la parte trasera el ancho máximo del vehículo (incluyendo los espejos), no podrá ser transportada por un turismo, en ningún caso.

Así se sujeta

Tanto si es una viga, un poste, un colchón o un portabicicletas, la carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento y protección, deben estar dispuestos y sujetos de tal forma que no puedan desplazarse de manera peligrosa; comprometan la estabilidad del vehículo; puedan producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas; oculten los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores.

Pregunta de Test

Un conjunto formado por un todo terreno y un remolque ligero que transporta una carga indivisible, ¿puede salir de la parte trasera del remolque si lleva la señalización V-20? En este caso se considera un vehículo de carga y no rige la misma normativa que para turismos. La normativa para vehículos de carga dice que en los de longitud igual o inferior a 5 metros la carga de tipo indivisible puede sobresalir un tercio de su longitud por cada extremo anterior y posterior.

Alergia y conducción: ¿cómo afecta al volante?

Espididol_Blog-del_Alivio_Alergia_7

En España, más de 8 millones de personas sufren algún tipo de alergia, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Es decir, en torno a un 20 por ciento de la población, cifra que va en aumento cada temporada y que en unos pocos años afectará al 50 por ciento de la población mundial, según apuntan algunos estudios.

Irritación de ojos, congestión nasal, picores en la piel, estornudos, picor de garganta, problemas respiratorios, etc. son los síntomas más frecuentes de los alérgicos. Molestias que, sin duda, afectan a la conducción. Hay estudios que alertan de que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico aumenta en un 30% con conductores alérgicos. La Dirección General de Tráfico también pone sobre aviso; y es que estornudar durante cinco segundos seguidos mientras se conduce a 90 kilómetros por hora implica dejar de prestar atención a la carretera durante más de 125 metros.

Una crisis de estornudos va asociada generalmente a lagrimeo de ojos, por lo que, en caso de circular a 100 km/h, la distancia recorrida sin mirar a la carretera puede alcanzar los 140 metros. Si el tiempo estornudando se mantiene durante diez segundos, la distancia se duplica.

Las alergias no sólo afectan durante la primavera

En primavera, cuando la mayoría de flores y plantas están en plena polinización, se registra el mayor nivel de polen en el aire. Es un período crítico para los que padecen alergia aunque no el único, ya que también hay muchos alérgicos a plantas que polinizan en otras épocas del año, por lo que la alergia no es un problema solo de los meses de marzo, abril, mayo y junio. En cualquier caso, los alérgicos siempre agradecerán una primavera fresca y lluviosa, porque los síntomas serán más reducidos. En este enlace de la SEAIC puedes consultar la concentración de pólenes en España según zona geográfica.

Las gramíneas son las hierbas que más polen alérgico desprenden, y muchas de estas hierbas crecen en los bordes de las carreteras, además de en campos de cultivo, descampados o praderas. Además de las muchas plantas que florecen en primavera, hay que prestar especial atención al abedul y al fresno en abril y al roble en mayo. Verano es la época en la que florecen muchas hierbas, especialmente los cereales, mientras que en invierno las más problemáticas para los alérgicos son el chopo, el avellano y el enebro.

El problema de los antihistamínicos en la conducción

Para muchos conductores, los síntomas que les provoca la alergia son tales que necesitan recurrir a un tratamiento para poder aliviarlos y, si es posible, eliminarlos. Y es que el lagrimeo, los estornudos o los picores pueden derivar en problemas más graves y que suponen un importante deterioro de la calidad de vida, nos referimos a problemas respiratorios, a la fatiga, el asma o, incluso la depresión y la ansiedad.

Para estos conductores alérgicos, el tratamiento consiste en tomar antihistamínicos, un tipo de medicamento con importantes efectos secundarios que influyen en la conducción. El principal es la somnolencia pero también provoca mareos, visión borrosa, náuseas, descoordinación, ansiedad, sequedad de boca, tos, dolor de cabeza o palpitaciones. Si necesitas tomarlos y eres conductor deberás avisar a tu médico para que te recete los más adecuados.

En cualquier caso siempre es aconsejable evitar conducir cuando estamos en tratamiento médico y siempre que los síntomas de la alergia pongan en peligro nuestra seguridad durante la conducción.


antipolen

¿Es posible reducir los efectos de la alergia si vamos a conducir?

Una de las primeras medidas en las que se deben incidir es en el ambiente y estado del habitáculo. En épocas de polinización de plantas y flores es importante viajar en coche con las ventanillas cerradas. Para combatir el calor es preferible conectar el aire acondicionado o sistema de climatización ya que nos permitirá respirar un aire más limpio. Eso sí, revisa que no haya polvo en las salidas de ventilación, limpia con frecuencia los cristales, el salpicadero, las guarniciones de las puertas, la tapicería de los asientos, moquetas y techo. Es aconsejable que utilices productos específicos que se ofrecen en tiendas especializadas del automóvil y una aspiradora con filtro de agua para que la atmósfera del habitáculo sea más saludable. Un habitáculo limpio es clave para reducir los efectos de las alergias. Si viajas con perros y gatos dentro del vehículo, ten en cuenta que su pelo suele ser bastante alergénico.

También ayuda mucho utilizar un filtro de aire especial para combatir el polen. Se conocen como filtros HEPA de alta eficiencia o antipolen y se caracterizan porque utilizan carbón y Polifenol, y son capaces de neutralizar mucho mejor los alérgenos. Los filtros del sistema de ventilación reducen al máximo las partículas nocivas del aire, eliminan bacterias y gases, además de proteger el interior de las partículas del polen. Incluso se puede aumentar su eficacia utilizando un purificador de aire.

Es importante que el filtro esté en buen estado para que cumpla su función por lo que, dependiendo del volumen de polen, de la climatología y de lo que uses el vehículo, tendrás que sustituirlo cada seis o doce meses. El filtro del aire también ayuda a reducir la humedad en regiones donde hace más calor. En estas zonas es habitual que se formen pequeñas gotas en los cristales que provocan humedad y condensación dentro del habitáculo, una situación contra la que también actúan los filtros de aire.

La concentración de polen no es la misma a lo largo del día. Los momentos más sensibles coinciden con la salida y puesta de sol por lo que es recomendable evitar conducir un vehículo al amanecer o al atardecer. En cualquier caso, unas gafas de sol homologadas serán unas grandes aliadas para los conductores alérgicos, ya que sus ojos son mucho más sensibles a la luz y así reducirán el lagrimeo.

Ante los primeros síntomas de la alergia es muy importante no automedicarse. Consulta a tu médico porque él te podrá recetar los antihistamínicos que menos efectos secundarios tengan para la conducción, que suelen ser los denominados antihistamínicos de segunda generación –los que menos somnolencia producen–.

Si vamos a realizar un viaje sería conveniente adelantar el tratamiento unos días con la supervisión de un médico, que debe conocer esta circunstancia. Los primeros días, hasta que el organismo se adapta al tratamiento, los efectos sedantes son más evidentes.

Por supuesto, por nuestra seguridad al volante, nada de alcohol, y menos si tomamos antihistamínicos, ya que el alcohol agudizará los efectos sedantes de estos medicamentos.

Y ante una sintomatología muy intensa valora la posibilidad de dejar el coche aparcado y optar por otro método de transporte para llegar a tu destino. En la web de la Sociedad Española de Aerobiología (www.polenes.com) se pueden consultar los niveles de polen cada día, y en qué zonas de nuestra geografía existe una mayor concentración. También hay aplicaciones que nos permiten hacer esta consulta desde nuestro teléfono móvil antes de subirnos a nuestro coche.


FUENTE: RACE.ES

A los pedales, control total


  • Si se abusa del acelerador, será necesario pisar más veces los otros dos pedales

¿Por qué incumplimos las normas?

 


ManoTemaPortada

  

Más que la severidad del castigo, lo que parece influir en el comportamiento de muchos infractores –también de los más difíciles, los reincidentes– es la certeza de que van a ser castigados y la certeza de que incumpliendo se arriesgan a sufrir un accidente. Pero, también, y mucho, al parecer, el comportamiento que vemos repetido en los demás (especialmente en nuestro grupo cercano) y si nos parece justo o no su incumplimiento y su castigo.

Estas conclusiones se extraen del estudio “Xqincumplen”, realizado por la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), el Instituto Crímina y la DGT. Fernando Miró, catedrático de la Universidad Miguel Hernández y director del Instituto Crímina, explica que “existe la creencia de que las normas de tráfico se cumplen por el miedo a la sanción; en este sentido se ha tendido a aumentar la severidad del castigo de determinadas conductas con fines preventivos, creyendo que el mero incremento objetivo de los castigos provocaría una reducción de las conductas de riesgo y, con ello, de la accidentalidad asociada a las mismas”. Esto “está mucho más relacionado con la existencia de modelos sociales de conductas adecuadas y con las propias convicciones morales acerca de lo que está bien y lo que está mal que con el miedo al castigo”, asegura Fernando Miró.

Por qué incumplen

incumplimos

 

El estudio se ha realizado sobre una muestra de 1.500 conductores de toda España en los que se ha evaluado su comportamiento ante cuatro normas de tráfico: cinturón, alcohol, velocidad y móvil. De las cuatro, aquéllas más transgredidas son las correspondientes a la manipulación del teléfono móvil y a los límites de velocidad.

El móvil es la norma que mayor número de infracciones tiene, pero es la velocidad la norma excedida por el mayor número de conductores. “Estos resultados son coherentes con el hecho de que el exceso de velocidad es un comportamiento menos condenado moralmente que otras conductas que realizamos al volante y el juicio moral que hace el sujeto sobre el comportamiento que prohíbe es un factor determinante para el cumplimiento”, explica Fernando Miró.

Por el contrario, más del 90% de los encuestados afirma utilizar el cinturón de seguridad siempre. Esta es la norma vial más cumplida, seguida del límite de alcoholemia (respetado por más del 88%). Si bien esto cambia cuando se considera el comportamiento de los conductores reincidentes. Aquí, la más incumplida reiteradamente es la velocidad, seguida de la de uso de cinturón. La que se transgrede con menos frecuencia es la del límite de alcoholemia.

En general, la tasa de conductores sancionados es baja, con excepción de aquellos que lo han sido por exceder la velocidad permitida (15,2%), de los cuales, más del 90% son reincidentes.


 Tratamiento especializado para reincidentes

La DGT ha iniciado un programa de intervención dirigido a reincidentes que hayan cometido al menos dos sanciones firmes en el mismo año por consumo de sustancias psicoactivas. Este programa contempla una evaluación médico-psicológica de sus aptitudes psicofísicas para conducir. Tras esta evaluación se determinarán qué conductores tienen un problema de dependencia grave (se les someterá a rehabilitación) y qué conductores no disocian conducción y consumo (terapia individual y grupal).

 

FUENTE: http://revista.dgt.es / Revista interactiva de la DGT

 

 

Emergencias en nuestro camino

  • Los prioritarios pueden incumplir algunas normas y señales, bajo la responsabilidad del conductorMadrid Ambulance

Las luces y sirenas de una ambulancia o de un coche de bomberos suelen poner tenso a cualquier conductor. Ante un prioritario en servicio de emergencia, es necesario controlar los nervios y tener muy claro qué hacer. Y qué no hacer.

El Reglamento de Conductores (RGC) establece que los vehículos prioritarios siempre “tendrán prioridad de paso sobre los demás vehículos y otros usuarios de la vía cuando se hallen en servicio de urgencia”, es decir, cuando lleven encendidas las señales luminosas (amarillas o azules) y las acústicas, o solo las luminosas.

Respecto a los conductores de emergencias, el RGC indica que “podrán circular por encima de los límites de velocidad y estarán exentos de cumplir otras normas o señales”, pero ellos serán responsables en caso de accidente.

Obligatorio colaborar.

Para el resto -conductores de turismos y motos, peatones y ciclistas…- en estas situaciones lo primero es saber de dónde viene el vehículo prioritario, mirando hacia delante y por los espejos. Y una vez localizado, es obligatorio colaborar con él sin causar riesgo a otros usuarios, adoptando “las medidas necesarias para facilitarle el paso, apartándose o deteniéndose si fuera preciso”.

Pero ciertos lugares, como intersecciones, glorietas o atascos son especialmente críticos y es necesario extremar las precauciones.

cruces

Detención

Glorietas

Atascos

Para los conductores de prioritarios y para el resto de usuarios de las vías, la velocidad puede ser uno de los principales factores de riesgo. También las condiciones meteorológicas: “Adecuamos la conducción a las condiciones, aún en traslados de extrema urgencia: pavimento deslizante, lluvia, niebla, hielo, nieve… Todo se tiene en cuenta”, apunta Tomás Díaz, conductor-técnico en emergencias sanitarias con 30 años de experiencia.. 

consejos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente original: http://www.dgt.es

Revista digital de la DGT

 

3 of 5
12345