Europa quiere más seguridad y menos accidentes

In-dash Reversing camera (RHD)

  • Los nuevos dispositivos pueden ayudarnos a evitar accidentes de tráfico, ya que el 90% se deben a errores humanos

Según los datos de la Comisión Europea, el 90% de los accidentes de tráfico se deben a errores humanos. La Unión Europea, que quiere reducir los riesgos al volante para llegar al año 2050 con cero muertes en la carretera, ha alcanzado un principio acuerdo por el que se obligará a incluir nuevos sistema de seguridad en los vehículos que se comercialicen a partir de 2022.

Con esta medida, que se incluirá en la reforma del Reglamento General de Seguridad y que cuenta con el apoyo de la patronal europea del automóvil, la UE espera salvar la vida de 25.000 personas en la carretera y evitar que se produzcan unas 140.000 lesiones graves. Las autoridades europeas creen que la automatización de los vehículos y las nuevas tecnologías pueden compensar los errores humanos cuando nos ponemos al volante. De hecho, los coches de alta gama ya incluyen buena parte de estos dispositivos.

  • Turismos, furgonetas, camiones y autobuses deberán incluir un dispositivo de advertencia de somnolencia y distracción (una cámara enfocada al conductor), unos asistentes de velocidad inteligentes (un GPS y una cámara frontal obligarán a respetar el límite de velocidad), un sistema de marcha atrás segura (con cámaras y sensores) y una caja negra (se registrarán todos los datos del viaje para poder recuperarlos en caso de accidente).
  • Para turismos y furgonetas también serán obligatorios un sistema de asistencia en caso de abandono de carril, un dispositivo de frenado de emergencia avanzado (un sensor y una cámara emitirán alertas sonoras y visuales en caso de detectar un obstáculo en la trayectoria del vehículo, también peatones y ciclistas, parados o en movimiento; en caso de que el conductor no reaccione, lo hará el propio coche de forma automática) y cinturones de seguridad mejorados gracias a pruebas de colisión.
  • Camiones y autobuses deberán llevar, además, dispositivos específicos para mejorar la visión directa de los conductores y eliminar los ángulos muertos y sistemas en la parte delantera y lateral del vehículo para detectar y advertir la presencia de usuarios vulnerables en la vía pública, especialmente cuando se hagan giros.

Recorte de las emisiones

El Parlamento Europeo ha aprobado nuevos límites para las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030. En concreto, el CO2 de los coches tendrá que reducirse casi el 38%, mientras que el de las furgonetas será del 31%. Los datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente muestran que el transporte terrestre es el que más gases contaminantes sigue generando.

 

FUENTE: revista.dgt.es