Infracciones muy peligrosas

 

Cuando cambia de carril, ¿pone siempre el intermitente? En autovías, ¿ocupa habitualmente los carriles de la izquierda? ¿Ha revisado los neumáticos de su coche últimamente? Ya sea por despiste, olvido o mal hábito, a diario provocamos situaciones de gran riesgo al volante, sin apenas ser conscientes de ello. Y del todo evitables. Estas son algunas de las infracciones frecuentes más peligrosas. Y sus correspondientes sanciones.

neumatico

1APURAR LOS NEUMÁTICOS
Circular con los neumáticos gastados –o con una presión de inflado incorrecta– sobre asfalto mojado, nevado o helado, produce una importante pérdida de adherencia. Una pérdida que se acentúa cuando la profundidad de las ranuras principales de la banda de rodadura es inferior a los 4 milímetros (recuerde, la profundidad legal mínima requerida para turismos es de 1,6 milímetros). Circular con un vehículo cuyos neumáticos no presentan dibujo o no reúnen las condiciones mínimas de utilización, es una infracción grave sancionada con 200 € por neumático (art. 12 Reglamento General de Vehículos).

foco

2SIN LUCES
Los faros no solo iluminan, también sitúan al vehículo en la vía. Conducir sin luces cuando estas son necesarias, o con una  lámpara fundida o con poca luminosidad, dificulta que el resto de los conductores pueda calcular la anchura y posición de nuestro vehículo. Antes de empezar a circular, revise el alumbrado de su vehículo: circular sin el alumbrado adecuado en momentos de poca visibilidad (puesta y salida del sol, de noche, con niebla…) es un riesgo del todo evitable y está considerado una infracción grave con sanción de 200 € (art. 99 RG Circulación).

Intermitente

3SIN INTERMITENTE
Seguramente sabrá por experiencia propia que hay maniobras (un cambio de carril, por ejemplo) que señalizadas con poca antelación –o no señalizadas en absoluto– provocan sobresaltos y riesgos repentinos e inesperados. Advertir las maniobras al resto de usuarios es obligatorio y no hacerlo es una infracción grave sancionada con 200 € (art. 108 RG Circulación).

puerta

4ABRIR LA PUERTA SIN MIRAR
Después de estacionar, nos quitamos el cinturón y salimos… ¡Cuidado! Antes de abrir la puerta, observe por el retrovisor: puede provocar graves daños a un ciclista que pase junto a su vehículo en ese preciso momento; o sufrirlos usted, si la calle es estrecha y otro vehículo está pasado cerca del suyo. Este tipo de comportamientos negligentes que causan riesgo a otros usuarios se consideran infracciones graves y son sancionados con 260 €.

REPORTAJE COMPLETO

FUENTE DE LA NOTICIA: revista.dgt.es