La ‘chispa’ del coche

Red car battery stands out

  • La mayoría de los fabricantes anuncian una vida útil entre 3 y 5 años

La batería sigue siendo un elemento esencial en el funcionamiento del vehículo. Se puede definir a la batería como un acumulador de
energía que se encarga de suministrar electricidad al motor de arranque y a los componentes y a los sistemas electrónicos –cada vez más numerosos en las actuales generaciones de vehículos–.
La batería almacena y transforma la energía que recibe a través del alternador, para convertirla de nuevo en energía eléctrica cuando es requerida. Y esto hablando de vehículos con motores de combustión interna, sin entrar en la electromovilidad, donde los coches requieren otro tipo de baterías, más potentes y numerosas. Según el Barómetro de Averías del 2018 del club automovilista RACE, las incidencias con las baterías son la primera causa de asistencia en carretera, siendo la avería más común.

Mantenimiento

Mantener la batería adecuadamente, revisándola con regularidad (al menos cada 10.000 kilómetros), permitirá su funcionamiento óptimo y alargará su vida útil.

Temperatura externa

Las temperaturas extremas afectan a la funcionalidad de la batería. En invierno, con temperaturas frías, se reduce su capacidad, y si no se encuentra en condiciones óptimas de funcionamiento, puede no tener el amperaje necesario para arrancar el coche. Además, en marcha, se utilizan más los sistemas del vehículo que necesitan electricidad para su funcionamiento: limpiaparabrisas, luces, antinieblas, luneta térmica, calefacción, calefactores de asiento…
Con temperaturas elevadas, el rendimiento de la batería será superior. Pero su vida útil se verá reducida pues los materiales activos se ven sometidos a una mayor degradación.


PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

 – ¿Se puede recargar? Si la batería está en buenas condiciones, lo mismo que el alternador, no habrá problema para que recupere su nivel máximo. Para ello, una vez arrancado el vehículo habrá que circular durante dos horas, por lo menos. Otra opción es disponer de un cargador de baterías, o llevarlo a un taller para que haga la recarga. Ésta suele durar unas 24 horas.

– ¿Cuánto tiempo dura? Su mantenimiento, calidad, climatología a que ha sido expuesta y el tipo de recorrido
habitual del vehículo marcarán su duración. Es muy diferente conducir a diario en trayectos cortos en ciudad a
moverse normalmente por carretera. La mayoría de los fabricantes anuncian una vida útil entre 3 y 5 años.

– ¿Cuál es la adecuada? No todas las baterías valen para todos los vehículos. En el libro de mantenimiento se indican las características (voltaje, amperaje y potencia de arranque. Por ejemplo, 12v 45 Ah 300A). Nunca se debe utilizar una de menor rendimiento, porque implica un menor potencial para alimentar los sistemas eléctricos, que incluso podrían desajustarse o estropearse. También es importante tener en cuenta el tamaño.

– ¿Cuánto cuesta? Se pueden encontrar baterías de bajo coste desde unos 45 €, mientras que una batería de un fabricante reconocido se mueve en torno a 75-100 €. Las de mayor rendimiento y calidad pueden superar los 200 €. Todas las baterías disponen de un año de garantía, aunque hay fabricantes que aumentan este período a tres años.

 

FUENTE: revista.dgt.es