Primer minibús eléctrico autónomo

minibus-electrico-y-autonomo-detalle-hamburgo

  • Se espera que comience a funcionar a mediados de 2020

El primer autobús eléctrico y autónomo ya es una realidad. En agosto comenzó su circulación en modo de pruebas.

Este minibús es el resultado de un proyecgto de investigación y desarrollo alemán para integrar un autobús autónomo en una situación de tráfico regular de la calle. Tiene cinco metros de largo, un peso de algo menos de 3 toneladas, cero emisiones, espacio para 10 pasajeros que viajen desde la ciudad portuaria de HafenCity a Hamburgo (en Alemania) a partir de mediados de 2020. Además, el minibús está equipado con una rampa de acceso que permite un funcionamiento sin barreras.

Funcionamiento

Para que este pequeño autobús localice y circule por su ruta de manera segura, se comunicará continuamente con los sensores instalados a lo largo del recorrido y con el centro de operaciones de HOCHBAHN (consorcio de transporte público de Hamburgo).

El equipo de investigación y desarrollo de HEAT (siglas de Hamburg Electric Autonomous Transportation) tiene como objetivo demostrar que los minibuses autónomos pueden integrarse de manera completa y segura en el tráfico regular de las calles, así como en el sistema de transporte público de la ciudad.

El minibús HEAT se está probando desde agosto en condiciones reales en calles públicas y, según lo previsto, debe ser capaz de conducir de forma autónoma a velocidades de hasta 50 km/h.

Henrik Falk, CEO de Hamburger Hochbahn AG (HOCHBAHN), responsable de la gestión de proyectos, la implementación operativa y la integración del centro de control ha declarado que  «en el futuro, la movilidad estará libre de emisiones y siempre estará a la medida de las necesidades de los clientes. La conducción autónoma nos ofrece una perspectiva para crear y proporcionar nuevos servicios de movilidad altamente atractivos. Especialmente para los momentos del día o partes de la ciudad donde las soluciones convencionales de transporte público de hoy están llegando a sus límites y, por lo tanto, no son lo suficientemente atractivas como para motivar a las personas a cambiar de automóviles privados«.

 

FUENTE: revista.dgt.es