La carretera busca soluciones a los accidentes

Traffic Accident

  • “No podemos bajar la guardia en materia de seguridad vial mientras haya un solo muerto o herido grave en nuestras carreteras”. Mª José Salvador, Consellera de Vivienda, Obras Públicas y Territorio de la Generalitat Valenciana

La 9ª edición del Congreso Nacional de Seguridad Vial, que se ha celebrado en Valencia el 9 y 10 de abril, ha puesto de manifiesto el enorme potencial de las carreteras en la reducción de la accidentalidad. La comunidad de la seguridad vial cree necesario mejorar las infraestructuras para avanzar en la Estrategia “Sistema Seguro” y así reducir las estadísticas de accidentalidad.

“En 2020 los fallecidos vulnerables llegarán a superar a los fallecidos en vehículos de cuatro ruedas” destacó Pilar Fúnez, jefa provincial de Tráfico de Valencia en la inauguración del IX Congreso Nacional de Seguridad Vial, organizado en Valencia, los días 9 y 10 de abril, por la Asociación Española de la Carretera (AEC). Asimismo, José Vicente Pedrola, jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana, destacó que la seguridad vial “no está en el sitio que le corresponde dentro de la gestión de las carreteras”, que debe articularse en base al servicio que se presta a los ciudadanos.

9-cnsv-Sesion-inauguracion-700x

“No podemos bajar la guardia en materia de seguridad vial mientras haya un solo muerto o herido grave en nuestras carreteras” explicó contundente Mª José Salvador, consellera de Vivienda, Obras Públicas y Territorio de la Generalitat Valenciana. Mientras, Pablo Seguí, diputado del Área de Carreteras e Infraestructuras de la Diputación de Valencia, hizo un llamamiento a la colaboración entre las distintas administraciones con competencia en la gestión viaria para afrontar de manera conjunta la mejora de la seguridad.

Sistema Seguro
Las políticas de la Unión Europea en seguridad vial para el próximo decenio se basan en el llamado Sistema Seguro. Este, reconocido por organismos internacionales (Organización Mundial de la Salud y Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y recogido en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 del Gobierno de España, aborda la siniestralidad vial desde una nueva perspectiva: plantea que el ser humano comete errores y que el objetivo es evitar que éstos provoquen muertes o lesiones graves. Así, aplicar el Sistema Seguro supone adecuar la función de las vías, su diseño, trazado y velocidad, para que sea posible evitar el fallo humano e impedir, que si se produce, tenga consecuencias fatales. Por ello, convertido en eje de la IX edición del Congreso Nacional de Seguridad Vial, se ha analizado el Sistema Seguro, implicaciones, marco normativo y legal para su desarrollo y las soluciones innovadoras que caben en él, entre las que destacan soluciones que afectan a la sección transversal de la vía (como carreteras 2+1), e intersecciones (turbo-rotondas).

Así, carreteras que perdonan, carreteras auto-explicativas, secciones 2+1, carriles reversibles y otros tipos de actuaciones de separación física de sentidos de circulación han sido citados reiteradamente por los participantes como soluciones a adoptar a medio y largo plazo para hacer frente a los accidentes de tráfico. Cabe destacar también el concepto de “carretera auto-vigilada”, según el cual el diseño de la carretera influye en la conducción y la velocidad de circulación.

Peter Larsson, Consejero Senior de Seguridad Vial de la Administración Sueca de Transporte, expuso el modelo de carreteras 2+1 implantado en este país nórdico. Además, dos expertos explicaron la experiencia de Holanda, donde están en marcha con éxito las soluciones aplicadas al Sistema Seguro. Fred Wegman, profesor emérito de Seguridad Vial de la Universidad de Tecnología de Delft, habló de la potencialidad de la infraestructura en el Sistema Seguro. Bertus Fortuijn, también profesor en la Universidad de Tecnología de Delft, presentó la experiencia en el uso de turbo-rotondas y de lo que se ha aprendido desde su instalación.

Movilidad urbana

También se departió de movilidad urbana, dedicándose una jornada de trabajo a casos concretos de experiencias con éxito en la reducción de accidentes y víctimas. La sesión Buenas prácticas y políticas de seguridad vial ante una nueva movilidad urbana reúne a responsables de diputaciones provinciales y ayuntamientos como los de Valencia, Madrid o Barcelona, para dar a conocer sus estrategias en esta materia y cómo han conseguido mejorar las cifras de siniestralidad en carretera. Aquí se han escuchado planteamientos novedosos, como los soportes de iluminación seguros ante impactos o la Nueva Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, que aporta medidas ad hoc para todos los usuarios, incluso para los “vehículos de movilidad personal”, como los patinetes eléctricos. Una línea de trabajo similar a la de la Diputación de Pontevedra, que presentó su estrategia en el ámbito provincial la cual supone una apuesta decidida por una movilidad más segura para todos los usuarios o las iniciativas de movilidad ciclo-peatonal en la Comunidad Valenciana, con buenos resultados de seguridad vial.


Principales conclusiones

o No podemos bajar la guardia en materia de seguridad vial mientras haya un solo muerto o herido grave en las carreteras
o Los estándares de seguridad de las carreteras no pueden verse afectados por un mantenimiento insuficiente y mal dotado
o Carreteras que perdonan, carreteras auto-explicativas, secciones 2+1, turbo-rotondas, carriles reversibles y otros tipos de actuaciones de separación física de sentidos han sido citados reiteradamente como soluciones seguras
o Las turbo-rotondas optimizan la capacidad de las rotondas tradicionales y resuelven la confusión que se suele generar en las que cuentan con varios carriles en el momento de salir
o La UE no cuenta con fondos para proyectos de mejora de la seguridad de las infraestructuras, y ello a pesar de que los accidentes de tráfico se cobran más de 25.000 vidas al año en Europa

 

FUENTE: revista.dgt.es